The Blog

Que ver en … las Islas Cíes

 

 

“Las islas de los dioses”, así es como los romanos llamaron a las Islas Cíes de Galicia. Hoy continúan siendo un paraíso idílico donde disfrutar de la naturaleza y el mar en el norte de España. Cuando las conozcas, enseguida comprenderás por qué su playa principal fue elegida la mejor del mundo por el periódico The Guardian. ¿El cielo en la tierra? Si no lo es, se acerca bastante.

Aguas cristalinas, de intenso azul turquesa. Playas de finísima arena blanca. Un lago cuya superficie transparente deja ver la gran variedad de peces que lo habitan. ¿El trópico? No, las Islas Cíes, en el noroeste de España. Son tres y las encontrarás en las Rías Baixas de Galicia, frente a la costa de Vigo. Este archipiélago, además de ser un escenario de ensueño, también cuenta con un enorme valor ecológico. Su bello paisaje forma parte del Parque Nacional de las Islas Atlánticas, que destaca por la riqueza de su fondo marino y es donde viven algunas de las colonias de aves marinas más importantes del mundo. El océano Atlántico, dunas, bosques de pinos, acantilados… Ya lo verás, las Cíes son un paisaje increíble, digno de dioses.

Cómo visitarlas

La tranquilidad y la limpieza son otras dos cualidades por las que sobresalen estas islas, ya que para conservar el entorno y evitar la masificación, el acceso de visitantes está limitado a 2.200 personas diarias. En Semana Santa, los fines de semana de mayo y en verano funciona un servicio regular de barcos desde las localidades de Vigo, Baiona, O Grove y Cangas de Morrazo.

Si deseas dormir en las Cíes, existe un camping con 800 plazas, que abre en Semana Santa, los fines de semana posteriores hasta junio y de forma regular entre junio y septiembre, siempre que las condiciones meteorológicas permitan el servicio regular de barcos. El período de alojamiento máximo en el camping es de una semana. Para utilizar sus instalaciones deberás hacer una reserva por internet en la web de reservas o en la oficina del parque el mismo día de la visita. Cuando compres el billete de barco, no te olvides de presentar la tarjeta de campista porque sin ella sólo te pueden vender viajes de ida y vuelta para el mismo día.

Un perfecto día de playa y más

Lo primero que divisarás al acercarte a las Cíes es el impresionante arenal de Rodas, que une la isla de Monteagudo con la isla del Faro. No es la única playa que hallarás a lo largo de la vertiente este del archipiélago: la de Figueiras, frecuentada por naturistas, o la de Nosa Señora son algunos ejemplos. Además, contarás con todos los servicios necesarios para disfrutar de una perfecta jornada playera: bares y restaurantes, aseos, socorristas, asistencia sanitaria…

Si prefieres las actividades deportivas, el senderismo es una excelente opción para conocer los atractivos de las Cíes. Existen cuatro itinerarios establecidos con los que descubrirás sus bosques, el Lago de los Niños, los observatorios de aves, un castro prerromano, o magníficas panorámicas de los acantilados de la parte oeste desde los faros de las islas. Acércate al Centro de Interpretación, ubicado en los restos del antiguo Monasterio de San Estevo, para informarte de las distintas rutas, la importancia de su entorno natural y las normas que hay que respetar.

En las Cíes también se permite la práctica del buceo y la navegación con autorización. Para conseguirla, debes solicitar permiso en la web de reservas de Parques Nacionales. Recuerda que una vez allí te pedirán una fotocopia de tu documento de identidad, la titulación de buceo y el seguro.

Acércate a descubrir las Islas Cíes y no te arrepentirás. Comprobarás que las palabras se quedan cortas para describir “las islas de los dioses”.

 

Línea de barcos a Illas Cíes:

Compañía: Naviera Mar de Ons, S.L.
Teléfono: 986 22 52 72.
Embarques: Vigo, Baiona, Cangas de Morrazo.
Época: Semana Santa, fines de semana de mayo, período estival.
Página Web: www.mardeons.com

 

Solicitud de autorizaciones:

www.mma.es

Información adicional:

Para preservar el medio ambiente el número de visitas está regulado así como las actividades dentro y alrededor de las islas.
Estas son algunas cosas a tener en cuenta a la hora de visitar las Islas Cíes:

– No es recomendable acercarse a los acantilados, puede ser peligroso.
– Se recomienda circular por los caminos de uso público.
– Se recomienda llevar siempre suficiente agua y crema de protección solar.
– No dejes nunca basura, llévatela contigo
– No está permitido acampar excepto en las zonas permitidas.
– No está permitido arrancar plantas o molestar a los animales.
– No está permitido el fondeo de embarcaciones sin autorización. Para solicitar autorización haga click aquí
– No está permitida la práctica de buceo en las inmediaciones de la islas sin autorización. Para solicitar autorización haga click aqui
– No está permitido encender fuegos
– No está permitida la pesca deportiva
– No se permite la entrada de animales en las islas, a excepción de perros guía para invidentes.

Datos de contacto del Parque

E-mail información: iatlanticas@oapn.mma.es
Teléfonos: 986 24 65 17 / 986 24 65 50.
Fax: 986 24 65 53.

 

 

 

 

Fuentes: www.verdenorte.com, www.spain.info

Los 10 lugares más atractivos de Galicia

 

las-islas-cies-galicia-spain-3[1]

 

Nadie duda del encanto de las tierras gallegas y de que no es posible hacer una lista de los lugares más bellos, ya que toda ella es hermosa, pero aquí os dejamos unos enclaves únicos y emblemáticos:    

La catedral de Santiago, el centro del turismo gallego Es difícil determinar cuántas personas acceden al año la Catedral de Santiago, pero fácil deducir que es, de largo, el lugar más visitado de Galicia y uno de los más visitados de España, en competencia directa con La Alhambra. Se estima que la cifra superó en el Año Santo de 2010 los tres millones y medio de visitantes, de los cuales más de 137.000 vieron el Museo de la Catedral. Puede que esta cifra aumente debido al impacto mediático que ha tenido el robo y posterior recuperación del Códice Calixtino. Más de cien mil personas llegan a Compostela haciendo el Camino de Santiago, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, y que data de hace más de 12 siglos. Por su parte, el templo románico cumplió el pasado año 8 siglos, y junto con el casco histórico de Santiago constituye uno de los ejemplos más bellos de arquitectura civil y religiosa de Europa. El Pórtico de la Gloria y el Obradoiro son símbolos universales de Galicia.

Sanxenxo, capital playera y nocturna La tantas veces llamada “Marbella de Galicia” no solo es célebre por la avalancha de visitantes que recibe en verano, sino también por la calidad de su oferta turística y gastronómica. En sus 36 kilómetros de costa cuenta con playas urbanas como las de Silgar —la más céntrica—, Caneliñas y Baltar; y salvajes como la de A Lanzada, entre Sanxenxo y O Grove, uno de los arenales más célebres de Galicia por su extensión, su arena y sus aguas. Sanxenxo es el municipio español con más banderas azules. Su fama se debe también a su vida nocturna, con abundancia de pubs y discotecas.

Las Cíes, “islas de los dioses” Se dice que Tolomeo (s. II) las apodó las “islas de los dioses” y no pocos consideran que son las míticas Casitérides que mencionaba Herodoto (s. IV a. C.). Más recientemente, hace escasamente un lustro, el prestigioso periódico británico The Guardian, calificó el arenal de Rodas como “la mejor playa del mundo”. Las Cíes son, probablemente, el paraíso natural más visitado de Galicia. Justamente este mes se cumplen diez años de su declaración como parte del Parque Nacional de las Islas Atlánticas, junto a los archipiélagos de Ons —otro destino turístico de primer orden—, Sálvora y Cortegada. Las Cíes reciben unos 145.000 visitantes anuales, y Ons, unos 65.000.

La muralla romana mejor conservada Proyectada por el ingeniero romano Vitrubio, la muralla de Lugo está considerada el más bello arquetipo de fortificación romana tardía de Europa Occidental. El paso de 17 siglos no ha alterado apenas el aspecto de la mejor conservada de las murallas romanas de la península Ibérica. El monumento, de más de dos kilómetros de perímetro y 7 metros de anchura máxima, está coronado por 85 torres, buena parte de las originales, y fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 2000.

Santa Tegra, aún por descubrir El Monte Santa Tegra (o Santa Trega), en A Guarda, alberga la principal citania del noroeste peninsular, además de constituir un mirador incomparable sobre el estuario del río Miño, entre España y Portugal. Las dimensiones de este asentamiento galaico, que data de los primeros tiempos de la ocupación romana, podrían duplicar las actuales. Algunas estimaciones lo apuntan como el segundo lugar más visitado de Galicia (unas 230.000 personas), solo por detrás de la catedral de Santiago y superando a las Cuevas de Altamira.

Ribeira Sacra: vistas a lo sagrado Este espacio situado a ambos lados de los cañones de los ríos Sil y Miño, en las provincias de Ourense y Lugo, constituye el paisaje con la mayor concentración de edificios monásticos e iglesias medievales de España. Ningún otro lugar de la Península concentra tantos monasterios benedictinos y cistercienses, además de albergar numerosos templos románicos. La Ribeira Sacra es también destino de miles de turistas, que se asombran al recorrer los cañones fluviales de más de 300 metros de altura y se deleitan al probar los vinos que se producen aquí desde la época romana.

Un faro romano único en el mundo En la antigüedad este monumento de A Coruña formaba parte de una gran cadena de faros a la que también pertenecían el Faro de Alejandría (Egipto) y el Coloso de Rodas (Grecia), reconocidos por Antípatro de Tesalónica (entre 20 a. C. y 20 d. C.) como dos de las siete maravillas del mundo. La Torre de Hércules, declarada Patrimonio de la Humanidad, es el faro romano más antiguo en funcionamiento que existe en el mundo, y el único faro que figura en el listado de Patrimonio Mundial. El número de visitantes asciende a unos 150.000 al año.

Un monumento de la naturaleza Su verdadero nombre es Praia de Augas Santas, pero todo el mundo conoce este arenal de Ribadeo (Lugo) como la Praia das Catedrais por los arcos de más de 30 metros que presentan sus acantilados, y que recuerdan a los arbotantes de un templo gótico. Pese a su aspecto imponente, está considerada de peligrosidad baja. Está declarada Monumento Natural por la Xunta de Galicia y es parada habitual para los miles de turistas que llegan a Galicia por la autovía del Cantábrico.

Fisterra, un paisaje mítico Miles de turistas se acercan cada año al Finis Terrae, el antiguo fin del mundo conocido, donde la leyenda sitúa el Ara Solis, lugar en el que los celtas practicaban su culto al sol. Durante la Edad Media, las peregrinaciones a Compostela para visitar el sepulcro del Apóstol terminaban en ocasiones en Fisterra, y ahora vuelve a ser una  etapa final para muchos  peregrinos. Además de su significación mítica, el  entorno del Faro de Fisterra ofrece unas vistas  incomparables.

Corrubedo, reserva natural y turística El Parque Natural de Corrubedo, en el municipio coruñés de Ribeira, cuenta con la mayor duna móvil de Galicia (unos 20 metros de alto por 300 de ancho y un kilómetro de largo), y presenta un arenal semicircular de cuatro kilómetros de largo. Todo ello se incluye en una superficie de cerca de mil hectáreas, en las que conviven diversos ecosistemas, como las marismas y las lagunas de Carrega y de Vixán. Además de la espectacularidad del paisaje dunar, Corrubedo destaca por la variedad de su flora (247 taxones vegetales) y de su fauna: allí viven el 70 por ciento de las especies de reptiles y anfibios presentes en Galicia, así como 35 especies de aves, algunas de ellas escasas. Además del patrimonio natural, incluye el Faro de Corrubedo (terminado en 1853), el Mirador da Pedra da Rá y el Dolmen de Axeitos, en la carretera de acceso.

Sitios distintos

No suelen figurar destacados en las guías turísticas ni reciben una afluencia masiva de visitantes. Son lugares menos publicitados o más inaccesibles, lo que les añade un plus de encanto. Incluso para buena parte de los turistas gallegos, están por descubrir. Destacamos cinco de ellos.

Acantilados de Vixía Herbeira, en A Coruña

Con 620 metros de altura, son los acantilados con mayor cota sobre el nivel del mar de toda Europa. Están situados en la parroquia de San Andrés de Teixido, en Cedeira (A Coruña), cerca de cabo Ortegal. El mirador ofrece una vista espectacular, no apta para personas que padezcan vértigo.

Jardines del Pazo de Oca, en A Estrada

A treinta kilómetros al sudeste de Santiago, en el concello de A Estrada, se encuentra el Pazo de Oca, del siglo XVIII, del que destacan sus singulares jardines, con puentes, aves y árboles singulares. Pertenece a la Casa Ducal de Medinaceli, y en verano puede visitarse de 9 a 20.30 horas por 4 euros.

Fraga de Catasós, en Lalín

No tan célebre como las damnificadas Fragas do Eume, la Fraga de Catasós, a cuatro kilómetros de Lalín, es un bosque autóctono de robles y castaños catalogado como monumento natural por la Xunta. Algunos de los castaños, de dos siglos de antigüedad, alcanzan los 30 metros de altura.

Fervenza do Toxa, en Silleda

Este salto de agua de 30 metros de altura, el más alto de Galicia y uno de los más altos de España, está rodeado por un frondoso bosque autóctono que ha permanecido inalterado durante siglos, aunque la cercana vía férrea del AVE ha alterado un tanto el conjunto. A poco más de dos horas a pie está el Mosteiro de Carboeiro. Para llegar a esta recóndita cascada es mejor introducir las coordenadas en un navegador: 42°45’N 8°14’O.

Playa y faro de Lariño, en Carnota

Conocida por los amantes del surf, la playa de Lariño, en Carnota, destaca por su entorno virgen y su arena blanca y fina. El faro, de 27 metros de altura sobre el mar, es de una gran belleza. Desde Carnota se llega por la C-550, a 11 kilómetros en dirección Muros.

Fuente: www.laopinioncoruna.es