The Blog

¿Te pasa a menudo que vuelves de viaje con ilusión de enseñar tus fotos y cuando las ves descubres que no son para nada lo que esperabas? Si te sientes identificado, tal vez te venga bien leer los siguientes consejos para sacar el mayor partido a tu cámara y conseguir esas fotos que tanto te gustaría.

Comprueba la configuración de la cámara

Sin duda, el primer paso que se debe seguir antes de sacar una foto puesto que más que para hacer mejores fotos, es para no hacerlas peores o no estropearlas. Existen varios temas que debes investigar para saber utilizar una cámara, aunque en la mayoría de las cámaras de bolsillo no puedes personalizar el ISO, la velocidad del obturador, ni la apertura del diafragma, siempre es bueno saber para que sirven.

El ISO puede afectar en la iluminación de la foto, también en la nitidez de la misma. A mayor ISO las fotos tendrán mas ruido. Por tanto, cambiar el ISO implica cambiar la sensibilidad de la cámara ante la luz.

En relación a la velocidad de obturación, debemos quedarnos con lo siguiente: a mayor velocidad de obturación (más velocidad con la que el obturador se abre y se cierra), menos luz llegará al sensor o película de la cámara. En caso contrario, a menor velocidad de obturación (menos velocidad con la que el obturador se abre y se cierra), más luz llegará al sensor.

La apertura del diafragma es la que regula la cantidad de luz que entre por el lente de la cámara, a menor apertura mayor luz entrará y como resultado podríamos obtener una foto demasiado clara, aunque en la oscuridad podríamos tomar una foto como si fuera de día.

Revisar el fondo

Cuando haces fotos, muchas veces te centras en el elemento principal de la foto y olvidas comprobar si en el fondo de la fotografía aparece algún elemento indeseado, pero cuando revisas las fotos en el ordenador te das cuenta del error: en muchas fotos aparecen elementos que, lejos de resultar interesantes, se convierten en molestos elementos de distracción que arruinan el trabajo. Por ello, es una muy buena idea comprobar bien el fondo más allá del centro de interés de la foto para asegurarte de que no sale nada que no deba salir en la foto.

Entiende la luz

El tamaño de la fuente de luz, su ángulo, cómo incide en la escena, son elementos que determinan completamente el aspecto final de tu foto. Un mismo escenario al aire libre a distintas horas del día puede adquirir aspectos completamente diferentes y unos ser mucho más interesantes que otros, lo mismo ocurre con la iluminación artificial. Entender los principios básicos de la luz te ayudarán a elegir mejor el momento para hacer las mejores fotos.

Bloquea el enfoque

Tratar de enfocar bien el objeto es de lo más esencial. Por lo general las cámaras vienen con autofocus es el momento de usarlo. Usualmente tu puedes enfocar con 3 simples pasos: primero, centra tu objeto, presiona y mantén presionado pero no del todo, solo hasta la mitad el botón para tomar una foto, cuando lo tengas ahí muévete para enfocar mejor el objeto, aléjate, acércate, fíjate tu mismo pero sin soltar el botón, cuando lo tengas bien enfocado presiona por completo el botón y verás que bien saldrán las fotos.

Utiliza el flash aunque estés en el exterior y esté soleado

Mucha gente cree que porque hay sol no debe usar el flash y, por lo general, obtienen fotos oscuras o con sombras. Para mejorar deberías utilizar el flash. Por lo general las cámaras traen 2 tipos de flash, el fill-flash (relleno) y el full-flash (el completo). Si te encuentras a menos de 2 metros del objeto puedes usar el fill-flash, pero si estás a más de 2 metros del objeto es recomendable usar el full-flash.

En días nublados puedas usar el fill-flash ya que al no haber mucha luz no te saldrá tan sombreado, o también puedes no usar el flash ya que con esa luz es suficiente. Pero ahora ya sabes, en días soleados usar flash para obtener las mejores fotos!!

Fotolia_5158143_M

Fuente: www.dzoom.org.es; www.arturogoga.com

There are no comments yet, but you can be the first



Leave a Reply