The Blog

“Estar en Babia”, “No hay moros en la costa” o “Estar en los cerros de Úbeda” son expresiones que utilizamos habitualmente pero, ¿te has parado a pensar cúal es su origen de ellas? Hoy te lo explicamos…

Estar en Babia

Aunque nos parezca mentira, Babia existe y es una comarca de la provincia de León, un lugar placentero, bien comunicado, guardado por gente pacífica e hidalga, leal al rey. Ordoños, Ramiros, Alfonsos y Fernandos se encerraban en Babia muchas veces, huyendo de las intrigas de la Corte y de las ambiciones de nobles y prelados empeñados en instaurar la modalidad feudal. En ocasiones los fieles súbditos leoneses echaban de menos a su monarca ausente, mientras las intrigas repetían: El rey está en Babia» y con esto daban a entender que su Alteza no quería saber nada de nada.

Hoy en día la expresión se utiliza para referirnos a cuando alguien está distraído.

No hay moros en la costa

Antes de ser expulsados por los Reyes Católicos de España los moros atacaban las costas del este, en especial el Levante, saqueando todo a su paso y destruyendo todo, además de coger prisioneros para pedir rescate o venderlos como esclavos. Esto ocurría casi siempre en un pueblo costero donde las defensas eran pobres. Para esto se crearon torres defensivas o atalayas para divisar de lejos al enemigo moro y, acto seguido, se encendían grandes antorchas y se gritaba: Moros en la costa!!

En la actualidad significa que podemos hablar tranquilos porque no hay nadie que nos escuche.

Estar en los cerros de Úbeda

Cuando alguien se va por los cerros de Úbeda significa que, o bien empieza a divagar o bien intentar evitar responder una pregunta directa hablando sobre otra cosa. Hay un hecho histórico que se considera el origen de esta expresión. En el siglo XII, durante la Reconquista Española, cuando las tropas del rey Fernando III estaban a punto de atacar Úbeda (una ciudad cerca de Baeza, en la provincia de Jaén), uno de los capitanes del ejército desapareció antes de que empezase la lucha y justamente después de la conquista, reapareció. Cuando le preguntaron dónde se había metido durante toda la batalla, él alegó que se había perdido por los cerros de Úbeda y desde entonces dicha frase se asoció primero a la cobardía y poco después a aquella situación en la que no estamos siendo claros.

Revolver Roma con Santiago

Cuando no hemos revuelto aún Roma con Santiago, no hemos hecho todavía todo lo que está en nuestras manos. Indudablemente esta expresión tiene que ver con la tradición católico-cristiana, haciendo referencia a dos sitios tradicionales de peregrinación que ofrecían ayuda religiosa a los que habían ido a las dos ciudades. Actualmente la utilizamos para indicar que hemos agotado todos los medios disponibles para conseguir algo, es decir, no hemos dejado tecla sin tocar.

Fuente: www.viajediario.com; www.erroreshistoricos.com; mariopiccone.blogspot.com.es; erasmusv.wordpress.com

There are no comments yet, but you can be the first



Leave a Reply