The Blog

Qué ver en … Berlín

Berlín, la capital de Alemania, es una de las ciudades de Europa con mayor número de atractivos. Quizá no es de las más bonitas, pero sí de las más estimulantes. Su historia, ligada inevitablemente a la II Guerra Mundial y a la Guerra Fría, la ha marcado para siempre. La Berlín que podemos ver hoy me parece de lo más interesante: joven, underground, alternativa, multicultural, muy a la moda… y, sin embargo, decidida a no ocultar el pasado. Aquí van nuestras humildes recomendaciones.

Puerta de Brandeburgo. La Brandenburger Tor es el gran icono de la ciudad. Por el paso central de esta antigua puerta de la ciudad (construida en la última década del S. XVIII) hicieron sus entradas triunfales personajes tan célebres como Napoleón o el infame Hitler. Con la construcción del muro quedó relegada a paso fronterizo en tierra de nadie, pero hoy en día vuelve a lucir su esplendor y es punto de partida de casi todos los tours por la ciudad.

 

 

Monumento del Holocausto. Su nombre completo es “Monumento a los judíos de Europa asesinados”. Fue inaugurado hace pocos años, en 2005, pero ya es uno de los principales puntos de interés turístico en la ciudad. Casi 2.800 bloques de hormigón, de diferentes alturas, conforman este espectacular memorial. Los bloques, todos grises y vacíos, simbolizan las lápidas de un cementerio judío. Es recomendable visitar el centro de información que hay bajo el monumento. La entrada es gratuita y puede alquilarse una audioguía por 4€. Información ampliada: (PDF oficial en castellano | Web). Curiosamente a escasos metros del memorial se encuentra el búnker en el que Hitler se suicidó. Berlín decidió inundarlo y no abrirlo al público para que no se convirtiese en lugar de peregrinaje para neonazis. Hoy, en el aparcamiento que lo cubre, sólo hay un letrero (bastante reciente) que informa sobre la estructura del búnker y otros pocos detalles.

 

 

Reichstag. Otro edificio histórico de Berlín es el Reichstag, donde se reúne el parlamento alemán (Bundestag). Fue construido en estilo neorrenacentista a finales del S. XIX, pero desde entonces las guerras e incendios han hecho que cambiara mucho su aspecto. Su gran cúpula de cristal recibe miles de visitas cada día. Desde las alturas se tienen unas buenas vistas de la ciudad y pueden verse directamente las sesiones parlamentarias. La visita (que incluye audioguía) es gratuita pero hay que registrarse con algunos días de antelación: registro para ver la cúpula del Reichstag.

 

 

Isla de los Museos. La Museumsinsel es una pequeña isla rodeada por las aguas del río Spree que alberga cinco grandes museos: Museo de Pérgamo (Pergamonmuseum), Museo Antiguo (Altes Museum), Museo Nuevo (Neues Museum), Museo Bode (Bode-Museum) y la Galería Nacional Antigua (Alte Nationalgalerie). La relevancia de este conjunto museístico es tal que la isla fue nombrada Patrimonio de la Humanidad en 1999. La visita del Museo de Pérgamo, la estrella del quinteto es absolutamente obligada. Destacan el famoso Altar de Pérgamo, la Puerta de Ishtar, la fachada del mercado de Mileto y la fachada de Mushatta. Las entradas no son baratas, pero hay que tener en cuenta las tickets combinados, los días y horarios de apertura gratuita y la posibilidad de comprar el pase especial de la Berlin Welcome Card Museuminsel (diferente a la Berlin Welcome Card normal y corriente). En la misma isla, por cierto, también se encuentra la Berliner Dom (Catedral de Berlín).

 

 

Muro de Berlín. Del muro original y sus 155km apenas se conservan unos metros por aquí y por allá en su emplazamiento original. Las tres visitas que recomiendo para conocer el muro y su historia son las siguientes: East Side Gallery, un tramo de 1,5km que hoy en día es la galería de arte al aire libre más grande del mundo. El Gedenkstätte Berliner Mauer (Memorial del Muro de Berlín), situado en la calle Bernauer Straße, compuesto por diversos elementos: exposiciones al aire libre, la Capilla de la Reconciliación y, sobre todo, el centro de documentación sobre el Muro. La entrada es gratuita y desde su terraza podemos observar un tramo de muro al otro lado de la calle, con una torre de vigilancia y los dos niveles de muro habituales, con la llamada franja de la muerte en medio. Por último, hay que visitar el popular Checkpoint Charlie, el paso fronterizo más famoso entre la parte soviética y la parte occidental. Hoy unos actores hacen teatrillo para los turistas y el lugar en sí está hecho a base de réplicas, pero se puede completar la visita entrando en la Haus am Checkpoint Charlie.

 

 

 

 Gendarmenmarkt. Dicen de ella que es la plaza más bonita de Berlín.  Su belleza se debe a los tres edificios que la flanquean: el Konzerthaus; la Französischer Dom (Catedral Francesa) y la Deutscher Dom (Catedral Alemana).

 

 

 Potsdamer Platz. Olvidada durante la etapa del Muro, la renovada Potsdamer Platz vuelve a ser uno de los centros neurálgicos de la ciudad y es el escenario de la Berlinale cada año. La plaza en sí es un puro cruce de calles (dicen que el más grande de Europa), pero tiene varios atractivos: el espectacular Sony Center, varios fragmentos del Muro, el Panoramapunkt (ascensor más rápido de Europa), una réplica del semáforo más antiguo de Europa y otros edificios muy importantes: casino, estación de tren, Museo del Cine, etc. Además, a escasos 400m se encuentra la famosa exposición “Topografía del Terror“, que analiza a fondo la etapa nazi (entrada gratuita).

 

 

Barrio Judío. En torno a Oranienburger Straße se congregaba (y aún se congrega) el grueso de la comunidad judía de Berlín. En este barrio podemos encontrar la Nueva Sinagoga, los patios judíos del Hackesche Höfe, el Museo de Otto Weidt (una especie de Schindler berlinés), cementerios judíos, etc. Pero para saberlo todo sobre la historia de los judíos en Alemania hay que visitar el archifamoso Museo Judío, que curiosamente no se encuentra en este barrio. Web oficial en español.

 

 

 Alexander Platz. La “Alex” fue la plaza más importante en el Berlín de la RDA y su altísima Fernsehturm (Torre de Televisión), era uno de los grandes orgullos de la Alemania del Este. La torre es muy visitada por las impresionantes vistas panorámicas que ofrece. Web en español. En la plaza destaca el Reloj Mundial. Y para ver un buen ejemplo de arquitectura de la época comunista sólo hay que andar por la Karl Marx Allee, que termina (o empieza) en esta plaza.

 

 

Tiergarten. Es un parque gigantesco, alberga el zoo y lo atraviesa la ilustre avenida del 17 de junio, con su famosa columna de la Victoria.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: http://www.losapuntesdelviajero.com

10 maravillas del mundo para tu lista de deseos

10 maravillas del mundo para tu lista de deseos

¿Un safari en Sudáfrica? ¿Una suite nupcial en las Seychelles? ¿O algo un poco más loco? ¿Adónde te gustaría ir? Hemos elegido 10 lugares excepcionales que tienes que visitar por lo menos una vez en la vida. ¿El año que viene quizá?

 

1. Adršpach-Teplicei, República Checa

¿Tienes pensado viajar a Praga? Dedica un día a visitar el bonito a la vez que curioso Parque Nacional de las Rocas de Adršpach-Teplice. Los amantes de los saltos de roca en roca (sí, los hay) se volverán locos con las estrambóticas formaciones de arenisca, aunque también se pueden apreciar sin tener que despegar los pies del suelo.

Adršpach-Teplicei, República Checa

 

2. Monasterios de Meteora, Grecia

Los Monasterios de Meteora son Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Y la verdad es que estas increíbles construcciones de la región griega de Tesalia estilo nido de águila merecen con creces tal distinción. ¿Qué te parecería un rápel por estas pequeñinas? ¿Mejor no? A eso lo llamo yo sensatez.

Monasterios de Meteora, Grecia

 

3. Salar de Uyuni, Bolivia

¿Sabías que el salar de Uyuni, en Bolivia, es el mayor desierto de sal del mundo? Vale, otra pregunta, ¿qué desiertos de sal conoces? Ahí le has dado, ¿eh?

Salar de Uyuni, Bolivia

 

4. Cataratas del Niágara, Canadá

Le llega ahora el turno a una clásica maravilla del mundo: las imponentes Cataratas del Niágara. Aunque hemos puesto Canadá, lo cierto es que una de las tres cascadas que la forman, con el acertado nombre de Cataratas Estadounidenses, está en los Estados Unidos. Las otras dos, las cataratas Velo de la novia y las Herradura de caballo (o Canadienses), se encuentran con orgullo en la parte canadiense.

Cataratas del Niágara, Canadá

 

5. Seljalandsfoss, Islandia

A escala ligeramente menor que las del Niágara, la cascada Seljalandsfoss, en Islandia, es aún más impresionante por sus características. Para disfrutar de unas vistas que no se suelen ver en los salvapantallas de los ordenadores, haz una excursión por detrás de esta belleza de sesenta metros de altura. Eso sí, asegúrate de llevar un buen impermeable.

Seljalandsfoss, Islandia

 

6. Bahía de Halong, Vietnam

Unas 1.600 islas e islotes salpican la bahía de Halong en un espectáculo de formas y siluetas surrealistas. Nadie vive en estas extrañas y maravillosas moles de calizas del golfo vietnamita de Tonkin porque son demasiado peligrosas. En pocas palabras, porque se hacen pedazos. La caliza no deja de erosionarse, formando un extravagante paisaje marítimo y terrestre de arcos, torres y cuevas.

Bahía de Halong, Vietnam

 

7. Aït-Ben-Haddou, Marruecos

Es posible que reconozcas este lugar. Las ciudad fortificada de Aït-Ben-Haddou, entre el Sáhara y Marrakech, ha sido el set de rodaje estrella de un buen número de películas, como El hombre que pudo reinar, Gladiator, La Momia y La joya del Nilo.

Aït-Ben-Haddou, Marruecos

 

8. Ngorongoro, Tanzania

El que crea que el porte del flamenco (el ave) tiene algo que ver con el flamenco (la danza) no puede estar más equivocado. Y es que no hay más que ver a un flamenco (el ave) de verdad para darse cuenta de lo desgarbados que son los pobres. Para más inri, si los miras de cerca verás que además son bastante feos. Eso sí, hay literalmente millones de flamencos (el ave) en el Ngorongoro, en el Gran Valle del Rift, en el África oriental. Y cebras.

Ngorongoro, Tanzania

 

9. Playa Whitehaven, Australia

¡Guau! Considerada por muchos la mejor playa de Australia, Whitehaven es algo más tranquila que Bondi en plena temporada surfera. Es una de las muchas playas de aguas turquesas y arena blanca que hay en las islas Whitsunday, cubiertas de bosque tropical, en la costa de Queensland.

Playa Whitehaven, Australia

 

10. Lago Kaindy, Kazajistán

Este tiene que ser uno de los lugares más raros del mundo. El bosque bajo el agua del lago Kaindy, en las montañas kazajas de Tian Shan, se formó después de que un terremoto provocase un desprendimiento de tierras que dio paso a este extravagante lugar, con árboles cubiertos por agua con una profundidad de hasta treinta metros. El submarinismo aquí es solo para los más atrevidos.

Lago Kaindy, Kazajistán

 

¿Has estado en alguno de estos exóticos lugares? Si aún no has tenido esa suerte, ¿a cuál te gustaría ir primero?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: http://www.skyscanner.es

Qué ver en Marrakech

Marrakech, la ciudad más turística de Marruecos,  cuenta con más de un millón y medio de habitantes. Su Medina, que encierra numerosas joyas, es Patrimonio de la Humanidad. Su ubicación entre el Sáhara, la majestuosa formación montañosa del Atlas y el Anti Atlas le hace estar en el centro de una encrucijada en la que comerciantes, mercaderes, poetas y viajeros tomaron como lugar de parada desde hace siglos. Aquí os dejamos las visitas imprescindibles a realizar.

 

Plaza Jamaa el Fna. Centro neurálgico de la Medina y una de las estampas más conocidas de la ciudad. Aquí podremos hacernos la típica foto con un mono o una serpiente, disfrutar de un refrescante zumo de naranja o, simplemente, contemplar el espectáculo de la vida. Es la antesala de los zocos.

 

 

Zocos. Agrupados por gremios, los zocos de Marrakech se extienden por un laberíntico entramado de callejuelas que invitan a perderse y caer en la tentación del regateo. En sus pintorescos tenderetes los turistas buscan el mejor precio en especias, ropas, comida, artesanía, etc.

 

 

Madraza de Ben Youssef. Esta Escuela Coránica, que tenía capacidad para alojar hasta 900 estudiantes, fue construida en 1564 y es unas de las más grandes del Magreb. El patio y las austeras habitaciones de los estudiantes son sus grandes atractivos. Horarios y precios. Es aconsejable adquirir la entrada que incluye la visita al Museo de Marrakech (el edificio merece la pena tanto como la exposición o más) y a la Koubba Ba’Adiyn (una cúpula que se conserva como único resto de una antigua mezquita almorávide).

 

 

Tumbas saadíes. Pequeño recinto que contiene las tumbas de la dinastía sadí. Destaca el Mausoleo de Ahmed el Mansur, una obra maestra de la arquitectura islámica con sus columnas de mármol de Carrara, su cúpula fabricada en madera de cedro y ornamentada en pan de oro, sus azulejos vidriados, etc. Horarios y precios.

 

 

Mezquita Koutoubia. Es una de las mezquitas más grandes del mundo y su alminar sirvió de modelo para la Giralda de Sevilla. Fue construida en 1147 y su sala de oraciones puede albergar a más de 20.000 fieles. La entrada está prohibida a los no musulmanes, pero merece la pena rodearla, pasear por sus jardines y echar un vistazo respetuoso desde la entrada.

 

 

Menara. Un sencillo pabellón y una gigantesca alberca (estanque) de 200 metros de largo conforman este reducto rodeado de olivos en los límites de la ciudad, en un terreno que abarca en total unas 90 hectáreas. Los lugareños acostumbran a pasar el día de pic-nic y los más atrevidos hasta se dan un chapuzón en la “piscina”, sobre la que se cuentan varias historias; se dice que fue construida para que un sultán almohade aprendiera a nadar… o que los sultanes lanzaban allí a las concubinas con las que habían pasado la noche.

 

 

Palacio Bahía. Es el palacio más suntuoso de la ciudad. Construido en el S. XIX por dos poderosos visires, contó para su construcción y decoración con los mejores artesanos del país. Destaca por el lujo de sus estancias y patios en la zona más moderna. Horarios y precios. También es aconsejable la visita al Palacio El Badi, más antiguo y grande, aunque hoy sólo se conservan las ruinas y unas pocas dependencias. Horarios y precios

 

 

Museo Dar Si Saïd. Antiguo palacio, hoy convertido en museo, decorado de forma espectacular. Destacan su sala de recepciones, su jardín andaluz y las exposiciones de alfombras, puertas, arcones, armas, cerámica, trajes y joyas. Horarios y precios.

 

 

Palmeral. Abandonando las históricas Murallas de la ciudad (que datan del S. XII) podemos acceder a la famosa zona de La Palmeraie, un extenso terreno de más de 13.000 hectáreas que contiene unos 150.000 árboles (palmeras en su mayoría, claro). Suele recorrerse en carruaje de caballos, aunque también se puede visitar en coche. El paseo es agradable y en su mayor parte muy tranquilo, pero impresiona ver los contrastes entre la riqueza de unos (los que están cargándose el palmeral construyendo lujosas viviendas) y la pobreza de otros (que sacan a sus esquifidas ovejas a pastorear, amontonan basura en cualquier rincón o malviven ofreciendo paseos en camello e incluso pidiendo alguna limosna).

 

 

Jardines Majorelle. Propiedad de Yves Saint Laurent, estos hermosos jardines fueron creados en 1923 por Jacques Majorelle. El jardín alberga más de 400 variedades de palmera y unas 1.800 de cactus. Su estanque y la sombra que proporcionan las plantas hacen que la visita sea de lo más agradable. Un soplo de aire en una ciudad tan calurosa. Horarios y precios en la web oficial.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: http://www.losapuntesdelviajero.com

15 Leyes de tráfico sorprendentes: las normas de la carretera

¿Alquilarás un coche durante las vacaciones? Tanto si cruzas la Ruta 66 como si solamente vas del aeropuerto a tu hotel, antes de ponerte en marcha, consulta las normas y leyes del país en el que conducirás.
Hemos encontrado 15 leyes de lo más absurdas y extrañas, pero de lo más serias, para que no te pillen.

1. Alcoholímetros (Francia)

Si vas hasta París, asegúrate de que los conductores de todos los vehículos a motor y motocicletas lleven un alcoholímetro. De lo contrario, si la policía te para y no puedes enseñárselo cuando te lo pida, te cae una multa de 11€.

2. Pegatinas GB (Unión Europea)

En Europa, a menos que el coche que conduzcas lleve en la matrícula las letras GB, tendrás que llevar una pegatina con las letras GB. Y también tendrás que tener una foto de la reina en el salpicadero y llevar un bombín (¡eso último es broma!).

3. Niños (Francia)

En Francia, los menores de 10 años no pueden viajar en el asiento delantero si el vehículo no dispone de una silla especial para niños. La única excepción es si el vehículo no tiene asientos traseros (si tienes un Lotus, te salvas), no tiene cinturones en los asientos traseros (¿pero eso no es ilegal?) o si el asiento trasero ya está ocupado por un menor de 10 años (que lleva cinturón, claro está).

4. La norma del semáforo rojo (EE.UU.)

Cuando tienes prisa los maldices, pero un semáforo rojo es sinónimo de parada. Si no te paras puedes tener serios problemas. Pero en EE.UU. puedes girar a la derecha incluso con el semáforo en rojo, siempre que la calle esté despejada de tráfico y peatones.

5. Claxon (diversos países)

Mientras que en algunos países el uso constante del claxon es obligatorio (para más eficacia, combinado con epítetos de lo más coloridos dirigidos a otros usuarios de la carretera), puede sorprender que en mucho otros, como el Reino Unido, está prohibido usar el claxon de noche o en zonas urbanas.

6. Tranvías (Noruega)

En Noruega, los tranvías tienen preferencia. Puedes poner la norma a prueba, pero no te lo aconsejamos.

7. Luces (varios países)

Mientras que normalmente, si te dejas las luces encendidas acabas sin batería, en países como Suecia, donde las horas de luz escasean en invierno, es obligatorio dejarlas encendidas siempre, incluso un día soleado de verano.

8. Alcohol (Macedonia)

Beber y conducir es ilegal, desde luego. Pero en Macedonia las autoridades van incluso más allá: si estás bajo la influencia del alcohol no puedes sentarte en el asiento delantero, y presuntamente no solo porque serías de lo más inútil como copiloto.

9. Alcohol (EE.UU.)

En Estados Unidos, las leyes de tráfico varían de estado a estado. En algunos se considera una ofensa llevar bebidas alcohólicas dentro del coche. Así que si vas por Skyline Drive con las ventanas bajadas y John Denver en la radio, guarda la caja de Bud Light en el maletero.

10. Beber (Chipre)

Ya no hablamos de alcohol, en Chipre, un simple trago de zumo de naranja al volante puede causarte problemas. Si tienes sed, cosa bastante probable durante el caluroso verano chipriota, debes parar para poder beber dentro del coche.

11. Fumar (Grecia)

Mientras que en el Reino Unido está prohibido fumar en los vehículos de trabajo, en el vehículo privado puedes fumarte un paquete de Silk Cut cuando te plazca. Pero en Grecia está prohibido fumar en los coches en general. Así que si vas de Alexandropoulis a Atenas, ponte un parche o aprovecha para dejarlo.

12. Autostop (varios países)

Hacer autostop tiene un cierto romanticismo, pero ya no. En muchos países, como Rusia, es ilegal levantar el pulgar y  mostrar carteles de cartón. Asimismo, recoger a un autoestopista también es ilegal.

13. Suciedad (Bulgaria)

Mientras que en España es todo un honor que alguien escriba LÁVALO en tu furgoneta blanca, en Bulgaria esto te traería problemas. Es obligatorio lavar el coche antes de entrar en el país, así que nada de mensajes divertidos. En Costa Rica, tienes que fumigar el coche antes de que te dejen entrar.

14. Mujeres (Arabia Saudita)

Presuntamente, en Arabia Saudita escasean los chistes de mujeres al volante, ya que la ley prohíbe a cualquier mujer conducir un coche.

15. Aparcamiento (España)

En las calles de una sola dirección de algunas ciudades españolas solo se puede aparcar en el lado de la calle con casas de números impares los días impares del mes, y en el lado con casas de números pares los días pares del mes. ¿Entendido?

 

 

Que ver en Sevilla

Pocas ciudades españolas pueden presumir de tener tanta historia, monumentos de interés y rincones con encanto como Sevilla, la ciudad andaluza cruzada por el rio Guadalquivir. La importancia de la ciudad durante siglos y el paso de distintas civilizaciones han dejado un rico legado difícil de igualar que conforman un casco histórico rico y lleno de posibilidades para el visitante. Si a esto le unimos el carácter de su gente, el buen clima que posee y su rica gastronomía, dan como resultado una ciudad de obligada visita.

 

 

Reales Alcázares. Impresionante conjunto palaciego que puede recordar a La Alhambra de Granada por su famoso patio de estilo mudéjar. Los Reales Alcázares, Patrimonio de la Humanidad, son ideales para admirar la belleza del arte árabe, pero no sólo eso, ya que aquí encontramos un mestizaje de estilos que nos lleva desde el arte islámico de los primeros propietarios hasta el barroco de las últimas grandes reformas. Recorrido imprescindible por la historia de Sevilla. Ver tarifas y horarios.

 

 

Giralda y Catedral de Sevilla. La Giralda, antiguo alminar de la mezquita de la ciudad, es hoy en día uno de los símbolos más destacados de toda Andalucía. Los dos tercios inferiores pertenecen a la época almohade, mientras que la parte superior fue construida en época cristiana para albergar el campanario de la Catedral de Sevilla (la catedral cristiana de estilo gótico más grande del mundo). Como curiosidad, aquí descansan supuestamente los restos de Cristóbal Colón, cuyo entierro se ha celebrado al menos 5 veces. El conjunto es Patrimonio de la Humanidad. Ver tarifas y horarios.

 

 

Torre del Oro. Aunque muchos sostienen que el nombre de esta atalaya se debe a sus reflejos dorados sobre el agua, lo cierto es que es más probable que su origen tenga relación con su uso como parte de una fortificación por la que los navegantes portaban grandes cantidades de oro hasta el Alcázar. Hoy alberga un museo naval que recoge importantes fragmentos de la historia de la ciudad. Ver tarifas y horarios.

 

 

Triana. Este popular barrio de Sevilla podría considerarse como una ciudad en sí misma, con su propia identidad y tradiciones. De hecho, el Puente de Triana, que cruza el Guadalquivir, lo separa físicamente de Sevilla. Aquí han nacido alguno/as de los toreros, cantaores, tonadilleras e incluso humoristas más famosos de España.

 

 

Archivo de Indias. Historia en estado puro. Creado en 1785 por orden de Carlos III, el Archivo General de Indias sirvió para reunir toda la documentación disponible sobre las colonias españolas en una ciudad que había tenido uno de los principales puertos del mundo. Hoy es un importante centro de investigación y puede visitarse bajo demanda, en grupos. Es Patrimonio de la Humanidad.

 

 

Plaza de España. Probablemente una de las plazas más reconocibles del mundo. Construida en 1929 con motivo de la Exposición Iberoamericana, esta gigantesca plaza destaca por sus famosos bancos con 48 provincias españolas, las dos torres barrocas que flanquean el semicírculo en sus extremos, la fuente central y el que canal que la bordea. Fue protagonista en Lawrence de Arabia y La Guerra de las Galaxias.

 

 

Santa Cruz. Este distinguido barrio de Sevilla, conocido como la Judería de Sevilla por haber albergado el antiguo barrio judío, recibe su nombre por la Parroquia de la Santa Cruz, originalmente ubicada en la plaza homónima. Destaca por su tradicional entramado de callejuelas y lugares ilustres como el Hospital de los Venerables o la Casa-Museo de Murillo.

 

 

Parque de María Luisa. Cedido a la ciudad por María Luisa de Borbón en 1893, estos antiguos jardines privados tomaron protagonismo en 1929, año en que fueron sede la Expo Iberoamericana. Aunque ya no es el único parque de la ciudad, ni el más grande, sigue considerándose como el Parque de Sevilla. Ideal para pasear y disfrutar con la familia.

 

 

Isla de la Cartuja. Más de 300 hectáreas, rodeadas por el Guadalquivir, fueron usadas en 1992 para albergar la Expo’92 de Sevilla. Hoy en día es un nuevo distrito, del que podemos destacar algunos de los puentes que la unen con la ciudad (Alamillo y Barqueta), los antiguos pabellones (algunos de ellos abandonados y otros reconvertidos), Isla Mágica (un parque de atracciones) y el Parque Tecnológico Cartuja ’93.

 

 

Tradiciones. Sevilla es conocida mundialmente por algunas de sus expresiones folclóricas más vistosas. Más allá de los tópicos, lo cierto es que si está mínimamente informado no le será difícil presenciar una corrida de toros en La Maestranza, contemplar una procesión en Semana Santa o divertirse con el baile flamenco en la Feria de Abril. Lo que podrá hacer todo el año, y a buen precio, es disfrutar de las increíbles tapas y raciones de los bares sevillanos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuentes: http://www.losapuntesdelviajero.com

 

 

Lugares de película

Localizaciones donde se han rodado escenas de películas famosas, inmortalizadas por el cine, y que actualmente albergan gran cantidad de turistas.

¿Cual es tu favorito?

 

NEW YORK, EMPIRE STATE, KING KONG

 

1. NEW YORK, EMPIRE STATE, KING KONG

Famoso edificio en Nueva york, inmortalizado por varias peliculas entre ellas king Kong.

 

PARIS, FRANCIA, LA CATEDRAL DE NOTRE DAME, EL JOROBADO DE NOTRE DAME

 

2. PARIS, FRANCIA, LA CATEDRAL DE NOTRE DAME, EL JOROBADO DE NOTRE DAME

Se han filmado muchas versiones del jorobado de notre dame, haciendo muy famosa esta catedral en Paris.

 

 

RUMANIA, TRANSILVANIA, EL CASTILLO DE DRACULA

 

3. RUMANIA, TRANSILVANIA, EL CASTILLO DE DRACULA

Famoso castillo de Rumania, inmortalizado por el cine donde se dice que vivio el verdadero conde Drácula.

 

 

WASHINGTON DC, ESCALERAS DONDE SE FILMO EL EXORCISTA

 

4. WASHINGTON DC, ESCALERAS DONDE SE FILMO EL EXORCISTA

Escaleras donde se filmó el final de la película.

 

 

DURANGO, MEXICO, LOS SIETE MAGNIFICOS

 

5. DURANGO, MEXICO, LOS SIETE MAGNIFICOS

Apodada “tierra de cine” en ella se han filmado muchos westerns, y famosos directores de cine y actores han filmado en Durango pero fue el legendario John Wayne quien proyectó con fuerza el cine en el estado.

 

PETRA, JORDANIA, INDIANA JONES Y LA ULTIMA CRUZADA

 

6. PETRA, JORDANIA, INDIANA JONES Y LA ULTIMA CRUZADA

En este famoso templo de Petra considerado una de las 7 maravillas del mundo, se filmo esta película.

 

ARENAS DE IGUÑA, CANTABRIA, ESPAÑA, LOS OTROS

 

7. ARENAS DE IGUÑA, CANTABRIA, ESPAÑA, LOS OTROS

En Arenas de Iguña se encuentra uno de los más importantes ejemplos de arquitectura pintoresquista decimonónica de Cantabria: el Palacio de los Hornillos, escenario del rodaje de varias películas y anuncios publicitarios, destacando entre ellas la película “Los Otros”. Entre la espesa neblina y la vieja arboleda se yergue el Palacio de Los Hornillos, morada de “Los Otros”.

 

 

MATAMATA, el pais de los hobits, EL SEÑOR DE LOS ANILLOS, NUEVA ZELANDA

 

8. MATAMATA, el pais de los hobits, EL SEÑOR DE LOS ANILLOS, NUEVA ZELANDA

Nueva Zelanda, El señor de los anillos,  el país de los hobbits.

 

 

SICILIA, ITALIA, EL PADRINO, THE GODFATHER

 

9. SICILIA, ITALIA, EL PADRINO, THE GODFATHER

El originario pueblo Corleone, de donde es oriundo el personaje Don Vito Corleone, no puedo ser el telón de fondo de la legendaria pieza del séptimo arte. ¿Qué complicó el rodaje? Al parecer un asesino que había matado a un juez estaba escondido por los alrededores del pueblo, lo cual llevó al cineasta a rodar en dos pueblos sicilianos cercanos: Forza d’Agro y Savoca.

 

 

PLAZA ESPAÑA DE SEVILLA, EL ATAQUE DE LOS CLONES II

 

10. PLAZA ESPAÑA DE SEVILLA, EL ATAQUE DE LOS CLONES II

Una parte de esta peli se rodo en Plaza España de Sevilla.

 

 

CRACO, LA PASION DE CRISTO, ITALIA

 

11. CRACO, LA PASION DE CRISTO, ITALIA

Craco es un antiguo pueblo abandonado desde 1975 por el riesgo que presentaba el estar emplazado sobre una falla geológica. Está situado en Matera, una provincia de Italia, y desde entonces, su silencio se ve interrumpido cada ciertos años por el bullicio de los equipos de filmación. Entre ellos, películas como La Pasión de Cristo, eligieron el pueblo abandonado como una de sus escenografías, espantando los fantasmas por unos días.

 

 

MATMATA, LA GUERRA DE LAS GALAXIAS, TUNEZ

 

12. MATMATA, LA GUERRA DE LAS GALAXIAS, TUNEZ

Famoso por sus casas trogloditas, el poblado de Matmata, en Túnez, era apenas conocido, hasta que el equipo de producción de La Guerra de las Galaxias decidió hacer del caserío una locación de la película. Las pocas calles y casas del pueblo de Matmata abandonaron para siempre el anonimato.

 

 

MAYA BAY, TAILANDIA, LA PLAYA

 

13. MAYA BAY, TAILANDIA, LA PLAYA

Sol, aguas cristalinas, arena blancas… una isla paradisíaca. Nos vienen a la mente muchas películas, pero en particular “The Beach” (o La Playa) con Leonardo Di Caprio. Esta maravillosa isla sí existe y se encuentra en Thailandia, más específicamente en un pequeño archipiélago llamado Phi Phi, que en los últimos años se ha convertido en un gran centro de turismo. Incluso ha expandido considerablemente su infraestructura hotelera para poder albergar a tantos visitantes.

El archipielago está compuesto por varias islas, pero sin duda la estrella es la playa de Maya Bay en la isla Koh Phi Phi Leh, donde se filmó la película “The Beach“. Es una isla de acantilados de roca caliza que cuenta con dos playas, dentro de las cuales está la bella Maya Bay. Su nombre deriva de una leyenda regional que dice que una mujer homónima encontró su fin en aquel lugar de manera injusta.

 

 

EDIMBURGO, ESCOCIA, EL CODIGO DA VINCI

 

14. EDIMBURGO, ESCOCIA, EL CODIGO DA VINCI

Uno de los sitios más relevantes de la historia ocurre en la capilla Rosslyn, llamada también la catedral de los Enigmas. Está ubicada a sólo unos 15 kilómetros de la capital escocesa de Edimburgo. La capilla fue construida en 1446 por William Saint Clair, o Sinclair, un masón descendiente de los caballeros templarios. En la novela, Langdon comenta que la capilla Rosslyn es una réplica del legendario Templo de Salomón, el cual construyó en la cima del monte Mona de Jerusalén. Pero lo cierto es que la gente se acerca a Rosslyn buscando misterios ocultos en la cámara subterránea de la capilla, ya sea la cabeza de San Juan Bautista o la cabeza del mismo Jesús, el cuerpo de Jesús, documentos escritos por los Templarios, el Arca de la alianza, o bien el Santo Grial que los Caballeros Templarios celaron tanto.

 

 

FORKS, WASHINGTON, USA, TWILIGHT

 

15. FORKS, WASHINGTON, USA, TWILIGHT

En esta villa transcurre la saga literaria sobre vampiros escrita por la escritora Stephenie Meyer, compuesta por las novelas Crepúsculo y sus secuelas Luna Nueva, Eclipse, Amanecer y Sol de Medianoche.

 

 

LA ISLA DE JAMES BOND, TAILANDIA

 

16. LA ISLA DE JAMES BOND, TAILANDIA

La extraña formación rocosa de Phang Nga Bay no pasa desapercibida para casi nadie. Pero aquellos cinéfilos que se precien de serlo, podrán recrear las escenas de James Bond rescatando las imágenes de su memoria fílmica. La isla de Ko Tapu es una pequeña excusa para visitar éste grandioso destino de Tailandia.

 

 

IOWA, LOS PUENTES DE MADISON

 

17. IOWA, LOS PUENTES DE MADISON

Los puentes de Madison County en el estado de Iowa, USA.

 

 

LAGO DI COMO, MILÁN, ITALIA, EL ATAQUE DE LOS CLONES

 

18. LAGO DI COMO, MILÁN, ITALIA, EL ATAQUE DE LOS CLONES

El episodio II de La Guerra de las Galaxias: El ataque de los Clones. Este filme se grabó en parte en la Villa del Balbianello en una isla del Lago Como.

 

 

NEW YORK, TIFFANYS JOYERIA, DESAYUNO EN TIFFANYS

 

19. NEW YORK, TIFFANYS JOYERIA, DESAYUNO EN TIFFANYS

La mas famosa de todas las joyerias inmortalizada por esta película.

 

 

NUEVA YORK, y la localidad de Manhattan, Woody Allen

 

20. NUEVA YORK, y la localidad de Manhattan, Woody Allen

Inmortalizada por Woody Allen, en todas sus peliculas, recientemente Sex and the city tambien se desarrolla en Nueva York.

 

ROMA, FEDERICO FELLINI Y LA DOLCE VITTA

 

21. ROMA, FEDERICO FELLINI Y LA DOLCE VITTA

Ha realizado varias peliculas homenajeando a la ciudad de Roma.

 

 

DESIERTO DE TABARES, ALMERIA, ESPAÑA, EL BUENO, EL MALO Y EL FEO

 

22. DESIERTO DE TABARES, ALMERIA, ESPAÑA, EL BUENO, EL MALO Y EL FEO

Se han rodado miles de películas del oeste como:
Por un puñado de dólares, El bueno, el feo y el malo, Conan el Bárbaro, Los hermanos Daltons.

 

 

SKOPELOS, MAMA MIA!, GRECIA

 

 

23. SKOPELOS, MAMA MIA!, GRECIA

No encontraremos gente bailando al ritmo de ABBA, pero podríamos revivir la misma algarabía del musical entre los senderos pueblerinos que siempre caen al mar. Situada en la región de Tesalia, la isla de Skópelos en Grecia es un edén con pueblos de calles tranquilas a toda hora, fachadas blancas y mucho sol.
KUALA LUMPUR, MALASIA, LA TRAMPA O LA EMBOSCADA

24. KUALA LUMPUR, MALASIA, LA TRAMPA O LA EMBOSCADA

Conocidas como las torres gemelas asiáticas, las Torres Petrona eran hasta hace unos pocos años, las más altas del mundo. Ubicadas en Kuala Lumpur, las torres símbolo de la capital de Malasia, cuentan con una altura de 452 metros en sus 88 pisos de hormigón armado y su fachada de acero y vidrio.

 

 

RABAT, MARRUECOS, CASABLANCA

 

25. RABAT, MARRUECOS, CASABLANCA

Rabat es la capital de Marruecos donde esta la localidad de Casablanca, la peli no se filmo aqui pero inmortalizo el lugar y el cafe Ricky.

 

 

SALSZBURGO, ALEMANIA, SONRISAS Y LAGRIMAS, THE SOUND OF MUSIC

 

26. SALSZBURGO, ALEMANIA, SONRISAS Y LAGRIMAS, THE SOUND OF MUSIC

La Villa Trapp, o mansión de la familia Von Trapp -que de por sí fue una historia real- se puede encontrar en la ciudad austriaca de Salzburgo, que este año ha abierto sus puertas al turismo y se ha convertido en hotel. La construcción, de 1863, se inserta en el barrio de Aigen. En 1939, y con la invasión nazi en Austria, fue ocupada por misioneros hasta que acabó volviéndose el domicilio de Heinrich Himmler, comandante en jefe de la SS. Después de la guerra, el ejército estadounidense la ocupó y la devolvió dos años después a la Congregación de Misioneros de la Preciosa Sangre.

Actualmente la propiedad está alquilada por una pareja de empresarios que gestionan el nuevo hotel.

 

 

MATMATA, EN BUSCA DEL ARCA PERDIDA

 

27. MATMATA, EN BUSCA DEL ARCA PERDIDA

Matmata fue elegido además para filmaciones como “En busca del Arca Perdida”. La celebridad como escenario de película del pueblo no tiene nada de casual: en medio de la aridez del desierto, sus casas y construcciones cavadas en la roca y la soledad del lugar, generan un ambiente único, como si fuera una escenografía natural de un paisaje lunar mezclado con el colorido rojizo del desierto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: http://listas.20minutos.es

 

 

Que ver en Salamanca

Salamanca es una de esas ciudades que yo incluiría en cualquier viaje por España si viniera desde el extranjero a conocer el país. Lo pienso yo y lo piensa mucha gente; por algo es Patrimonio de la Humanidad desde 1988. Su historia, sus personajes ilustres, su gastronomía y la belleza de su casco antiguo la hacen merecedora de los mayores elogios. Aquí van mis humildes sugerencias sobre lugares que visitar en Salamanca, la capital del Tormes. Como siempre con enlaces de interés, sin orden concreto y con ubicación en Google Maps. Y, sobre todo, no olvidéis reservar tiempo para perderos por sus calles y probar la cocina local.

 

 

1. Universidad de Salamanca. Epicentro de la historia y vida cultural de Salamanca. Fundada el 1 de enero de 1218, es la universidad más antigua de España y la cuarta de Europa. Ha tenido rectores, profesores o alumnos tan ilustres como Unamuno, Fray Luis de León, Fernando de Rojas, San Juan de la Cruz, Hernán Cortés, Góngora o Calderón de la Barca. Una de las tradiciones más populares de la ciudad consiste en buscar una famosa rana en su preciosa fachada plateresca. La entrada al interior es algo cara [horarios y precios], pero hay que tener en cuenta la gran importancia histórica del conjunto. Se visita el Edificio de Escuelas Mayores (claustro y antiguas aulas) y el ticket incluye el acceso al Colegio Arzobispo Fonseca. Se alquilan audioguías, pero el recorrido tiene numerosos paneles informativos. La gran joya es la biblioteca. La pintura mural que cubría el techo de la misma, conocida como “Cielo de Salamanca” (s.XV), es uno de los símbolos de la ciudad y puede visitarse (sin coste) en las cercanas Escuelas Menores. También puede visitarse la Casa-Museo de Unámuno al final de la calle.

 

 

2. Plaza Mayor. Si la Universidad es el centro cultural, la Plaza Mayor de Salamanca es el centro social. Y no es un decir. En los porches de esta plaza, con forma de cuadrilátero, hay numerosos cafés y restaurantes donde se reúnen tanto lugareños como turistas. Y, en días de fiesta, el amplio centro está abarrotado de estudiantes haciendo el clásico botellón o simplemente echando la charla. Finalizada en 1756, en estilo barroco, alberga edificios tan notables como el Ayuntamiento (de imponente fachada) y cafés históricos como el Novelty.

 

 

3. Casa de las Conchas. Este palacio, construido en 1517 en estilo gótico con elementos platerescos y mudéjares, es uno de los más singulares de la ciudad. La decoración de su fachada, con más de 300 conchas, es su elemento más característico y da nombre al edificio. En el interior, que alberga una biblioteca, no hay que perderse el claustro. [Acceso gratuito. Horarios]. Al otro lado de la calle podemos visitar la importante Iglesia de la Clerecía.

 

 

4. Catedral Nueva y Catedral Vieja. Aunque, por definición, una ciudad sólo puede tener una catedral, en Salamanca coexisten la Catedral Vieja y la Catedral Nueva. Ambas comparten uno de sus muros, pero tienen entradas independientes. La Catedral Nueva, edificada entre 1513 y 1733, debía sustituir a la Vieja, construida entre los siglos XII y XIV, pero finalmente se decidió que las dos convivieran. La Catedral Nueva, más visible desde la Plaza Anaya y casi desde cualquier punto de la ciudad, está construida principalmente en los estilos gótico tardío y barroco. Destacan el cimborrio, el campanario, su imponente interior y la decoración de las puertas. El turista suele buscar el famoso astronauta (otro símbolo de la ciudad) en la Puerta de Ramos e indagar sobre la curiosa tradición del Mariquelo. [Acceso gratuito. Horarios]. En la Catedral Vieja, de estilos románico y gótico, destacan la Torre del Gallo, el retablo mayor y las capillas. [Horarios y precios]. Además, se puede optar por hacer el tour “Ieronimus“, para hacer un recorrido por las terrazas de las torres y visitar varias salas históricas.

 

 

5. Huerto Calixto y Melibea. No es que atesore una belleza extraordinaria el pequeño jardín de Calixto y Melibea, pero dos aspectos hacen que sea tan popular: por una parte, este fue el escenario que Fernando de Rojas habría escogido para recrear su famosa obra “La Celestina” y, por otra, desde sus barandillas tenemos unas preciosas vistas del Tormes, las catedrales, la muralla medieval y otros muchos puntos de la ciudad. Cuando las masas de turistas lo permiten, aún se puede respirar cierto aire romántico.  [Acceso gratuito. Horarios].

 

 

6. Casa Lis. La Casa Lis, finalizada en 1905, es un bello palacete de estilo modernista. Situado al borde de la muralla, muy próximo al río, rompe con la estética del resto de edificios del casco viejo y, de hecho, es el único ejemplo de arquitectura modernista en Salamanca. Merece la pena acercarse aunque sólo sea para contemplar la galería de cristal de su fachada sur, pero lo ideal es visitar su museo; el Museo de Art Nouveau y Art Déco. Sobresalen el patio interior y las colecciones de muñecas, los trabajos en vidrio, las criselefantinas y los juguetes de finales del s.XIX y principios del s.XX. [Horarios y precios].

 

 

7. Puente Mayor del Tormes. Más conocido como Puente Romano de Salamanca, se calcula que este antiquísimo puente podría haber sido construido hacia el s.I, en tiempos de Trajano. Desastres naturales y otros contratiempos han hecho necesarias numerosas reparaciones a lo largo de su historia, pero aún mantiene varios elementos originales. A lo largo de su recorrido peatonal, de unos 350m., tenemos numerosas oportunidades de fotografiar el río Tormes o de tomar una panorámica de la ciudad. En el inicio del puente, en la zona de la muralla, se encuentra otro de los símbolos de la ciudad: el Verraco. Se dice que esta estatua de un toro de piedra sin cabeza es la más antigua de la ciudad. Muy cerca podemos encontrar una estatua del Lazarillo de Tormes, obra en la que se menciona dicho Verraco.

 

 

8. Convento de San Esteban. Este famoso convento de la orden dominicana (conocido por ello como “Los dominicos”) fue construido entre 1524 y 1610 y, aunque tiene consideración de monumento, siguen viviendo allí unos 30 religiosos. Los dominicos, que ya habitaban en Salamanca desde 1255, fueron muy importantes en tiempos de Colón por ofrecerle ayuda y comprometerse con la defensa de los derechos humanos en las misiones. A su importancia histórica hay que añadir que el conjunto del convento es un bello ejemplo de arte plateresco, donde destacan especialmente la fachada, el claustro, el coro de la iglesia, el retablo mayor y la Escalera de Soto. [Horarios y precios]. Otros conventos notables en la ciudad son el Convento de las Dueñas, situado a unos pocos metros, el Convento de la Anunciación (las Úrsulas), el Convento de Santa Clara (las Claras) o el Convento de las Agustinas entre otros.

 

 

9. Cueva de Salamanca. Es una visita muy popular, aunque reconozco que puede ser algo decepcionante. La leyenda dice que en la cripta de la antigua iglesia de San Cebrián, ya desaparecida, daba clases el Diablo. No hay mucho que visitar salvo unas ruinas de escaso valor, pero merece la pena acercarse si uno se ve con ganas de subir a la torre ya que ofrece una panorámica de la ciudad diferente. En verano suele albergar un espectáculo de luces y sonidos; “La magia de la Cueva de Salamanca”.

 

 

10. Museo de la Historia de la Automoción. El MHAS es un enorme museo y centro de documentación público que aborda la evolución de la automoción desde el s. I aC. La base de la exposición son sus 90 vehículos de todas las épocas, aunque en total hay unos 200 en rotación. Podemos ver desde antiguos carruajes hasta los modernos F1, además de piezas y otros objetos relacionados. [Horarios y precios].

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: www.losapuntesdelviajero.com

 

¿Preparado para visitar en tu próximo viaje lugares horripilantes, espeluznantes….?

Museos del horror 

Museos del horror, del asco, la barbarie, del miedo, del morbo, de lo macabro… quizá no hay una palabra que los englobe a todos, pero creo que los museos de los que voy a hablar a continuación comparten algunas características que tienen mucho que ver con la cara más desagradable de la vida y del ser humano. Algunos tienen una verdadera vocación cultural y promueven el conocimiento del horror para que aprendamos a no repetirlo o lo utilizan por necesidad en su forma de divulgación. Otros se recrean en la monstruosidad, en lo atroz y en la infamia sin una intención tan educativa. Y algunos, por último, no son ni una cosa ni la otra, pero al menos parecen divertidos.

 

Museos de la tortura

Centrados normalmente en la época medieval, estos museos exhiben amplias colecciones de instrumentos de tortura que van desde las populares horcas y guillotinas hasta las rebuscadas cunas de Judas, las doncellas de hierro o el conocido garrote vil. En el tacto, la rigurosidad y la documentación del museo podremos encontrar el equilibrio entre morboso e instructivo. Uno suele abandonar estos museos pensando “menos mal que no vivimos aquella época”, pero hace pocos días veíamos cómo Illinois se convertía en el 16º estado de USA que derogaba la pena de muerte. Eso quiere decir que en el país de las libertades aún hay 34 estados que aplican métodos como la inyección letal, la electrocución, las cámaras de gas o… la horca. Hay museos de la tortura en cientos de ciudades, pero algunos de los más importantes que he podido encontrar están en: ·Ámsterdam ·Praga ·San Gimignano ·Wisconsin ·Tallin ·San Francisco ·Rothenburg ·Santillana del Mar. Mención a parte merece la famosa ·London Dungeon.

 

 

Museos del horror nazi

La barbarie nazi (el Holocausto) es quizá el capítulo más triste de nuestra historia reciente. Se calcula que más de seis millones de judíos fueron víctimas del régimen nazi, cifra a la que algunos historiadores consideran que habría que sumar a otros tantos millones de víctimas de otras etnias y/o condiciones religiosas, sexuales, etc. Estos estremecedores museos, que nos recuerdan lo cruel que puede llegar a ser el hombre, suelen aportar documentos históricos, cartas, fotos, vídeos, testimonios grabados y material para la reflexión. Sólo puedo aconsejar de primera mano la ·Casa de Ana Frank, Ámsterdam y el ·Terror Haza, Budapest (que incluye también muestras de la brutalidad del partido comunista), pero algunos de los más famosos del mundo son: ·Topografía del terror, Berlín ·Museo del Holocausto (Yed Vashem), Jerusalén ·Campo de concentración de Auschwitz ·Documentation Centre Nazi Party Rally Grounds, Núremberg ·Holocaust Memorial, Washington ·Museo histórico judío y del Holocausto, México DF ·Museo judío, Berlín. Aportaciones: Inés (Mis viajes por ahí) habló del ·Museo de la Gran Guerra Patria, Kiev (Ucrania).

 

 

Museos de la guerra

El exterminio nazi merecía capitulo a parte, pero es obvio que todas las guerras tienen detrás la marca del horror. Algunos tienen un enfoque belicista y otros son abiertamente opuestos a las armas. En España hay varios museos o exposiciones dedicadas a la Guerra Civil: ·Centre d’estudis de la batalla de l’Ebre, Gandesa ·Memorial de l’exèrcit popular, Pujalt ·Museu memorial de l’exili, La Jonquera ·Memorial a las víctimas de la Guerra Civil, Zaragoza y varios museos militares o del ejército en: ·Toledo ·Menorca ·A Coruña ·Sevilla ·Valencia. A nivel internacional podemos encontrar decenas de War Museums, entre los que destacan los de ·Sacramento (USA) ·Calgary (Canadá) ·Helsinki (Finlandia) ·Londres (UK) ·Newport News (USA) ·Waterloo (Bélgica) ·Ouistreham (Francia) ·Estocolmo (Suecia). Amplio listado aquí. Aportaciones: Bleid habló en su blog (Volandovoy) del ·Museo Tuol Sleng, Camboya y de los ·Campos de exterminio de Choeung Ek, Camboya. No son museos de la guerra propiamente, sino museos de sobre un monstruoso genocidio. Isabel (Diario de a bordo) habló del ·Hiroshima Peace Memorial Museum, Japón que recuerda el funesto episodio de la bomba atómica.

 

 

Museos del crimen

Los asesinos y sus crímenes han dado lugar a mucha literatura y a muchas horas de entretenimiento televisivo en forma de series, películas, noticias, etc. No podían faltar los museos dedicados a sus protagonistas, a las víctimas y a los investigadores. Sorprende el caso del ·Lizzie Borden Museum, Fall River (USA) que exhibe sobre el escenario real los hechos de un asesinato ocurrido en 1892. Y además es un Bed & Breakfast. Podría parecer que estas cosas sólo ocurren en Estados Unidos, pero el ·Serial Killer Museum, Florencia es un contraejemplo. Muchos museos son menos macabros y bajo nombres como “Museo de criminología” recogen estudios y pruebas de casos reales. Descatan los de Scotand Yard en ·Londres, el ·Cesare Lombroso’s Museum of Criminal Anthropology, Turín y otros situados en ·Atenas ·Roma ·Graz ·Zürich ·Tokyo ·Viena ·Washington.

 

 

Museos penitenciarios

Si el crimen tiene éxito en los museos, el castigo también. Muchas cárceles y calabozos históricos se han reutilizado y hoy son hospitales o estudios cinematográficos. Otras se han mantenido casi intactas y se han convertido en cárceles-museo para regocijo de los turistas. El paradigma de estas prisiones-museo es ·Alcatraz, San Francisco (USA), lugar en el que cumplió condena el célebre Al Capone y que fuera escenario del film “La Roca”. También son conocidas ·Cárcel del Fin del Mundo, Ushuaia (Argentina) ·Museo de la Cárcel Real, Coria (Cáceres) ·Kilmanhaim Goal, Dublín (Irlanda) ·San Juan de Ulúa, Veracruz (México) ·Cárcel “la XXI”, León (España) ·Prison Museum, Texas (USA) ·The Clink, Londres (UK) ·Penitentiary’s Museum, Kingston (Canadá) ·Museum of Colorado Prisons, Canon City (USA) ·Museo Penitenciario Argentino, Buenos Aires ·Corrections Museum, Bangkok (Tailandia).

 

 

Museos de medicina forense y rarezas biológicas

Tuve la oportunidad de visitar la famosa exposición ·Bodies, que ha dado la vuelta al mundo, y no me gustó especialmente ni me pareció que se justificase el elevado precio por ver una decena de cadáveres y unos cuantos órganos, pero valoro el aporte científico y seguro que a mucha gente le dejó estupefacta. En cualquier caso, ya existían museos que mostraban partes reales o recreadas de cuerpos humanos con afán científico como el ·Mütter Museum, Philadelphia, la ·Cerebroteca, Lima (Perú), el ·National Museum of Health and Medicine, Washington o el ·Museo de anatomía Delmas-Orfila-Rouvière, París. Más polémico, por mostrar fetos malformados, cadáveres momificados de asesinos, órganos, etc. es el ·Siriraj Medical Museum, Bangkok (Tailandia), y tampoco se queda atrás el ·Museo della Specola, Florencia con diferentes representaciones de la anatomía humana en cera. También algunas enfermedades y plagas tienen sus propios museos: ·Lreposy Museum, Bergen (Noruega) ·Museo de la lepra, Cundinamarca (Colombia) ·Lepramuseum, Münster (Alemania) ·Museum of Human Disease, Sydney (Australia) ·Public Hospital Museum (Museo de las enfermedades mentales), Williamsburg (USA) y el ·Glore Psychiatric Museum; St. Joseph (USA). Por último, un espacio para los “animales” en el ·Museo de especímenes fantásticos (virtual, Japón) y los parásitos en el ·Meguro Parasitological Museum, Tokyo

 

 

Museos de la muerte

La muerte ya está presente de forma indirecta en los museos que hemos visto hasta ahora, pero existen algunos donde la muerte es el eje central de toda la exposición, como es el caso del ·Museo Nacional de la Muerte, Aguascalientes (México), el ·National Museum of Funeral History, Houston (USA) o el ·Museo de Carrozas Fúnebres, Barcelona que tratan el tema de la cultura funeraria de una forma más o menos rigurosa o, cuando menos, curiosa. En la cara opuesta se encuentra el ·Museum of Death, Hollywood (USA) que utiliza el lado más morboso de la muerte y transforma la visita en un espectáculo de película. Aunque no son museos, también algunos cementerios se han convertido en “galerías” de la muerte y reciben millones de visitantes cada año. Los más famosos del mundo son los de ·Colleville-sur-mer (Francia) ·Père-Lachaise, París ·Cementerio judío de Praga ·Highgate Cemetery, Londres ·Green Wood, New York ·Zentralfriedhof, Viena ·Cementerio de Montjuïc, Barcelona y ·Cementerio de La Recoleta, Buenos Aires. Y también muchas catacumbas, que exhiben esqueletos enteros , calaveras y huesos rotos son mundialmente famosas, como las de ·París ·Roma o ·Palermo.

 

 

Museos de lo tenebroso

Hay mucho cine y mucha literatura en torno a lo paranormal y lo tenebroso. Lo que no es tan habitual es encontrar museos dedicados a estos temas, pero los hay. En Lituania es posible visitar el ·Museo del Diablo, Kaunas con una amplia colección de representaciones del diablo y objetos relacionados con su culto. También es posible visitar un museo dedicado al rito del vudú; el ·Vodoo Museum, Nueva Orleans. Mucho más cerca, en Navarra, encontramos el ·Museo de las Brujas, Zugarramurdi que se centra en la época de la Inquisición y la famosa Caza de Brujas. En el ·Antiguo Museo de Brujería, Segovia se acercan al tema de la magia negra, las pócimas, etc. a través de cientos de curiosas piezas. Y en la República Checa podemos visitar el ·Ghost Museum, Praga que nos propone un interesante recorrido por las leyendas más oscuras de la ciudad, sus mitos, sus sombras. La religión católica también puede resultar inquietante, y para muestra de ello está el ·Museo del Purgatorio, Roma con diferentes “pruebas” de la existencia de un más allá. Aportaciones: Adalberto (“De Macondo al Aleph”) habló de la cacería de brujas en su artículo sobre el ·Palacio de la Inquisición, Cartagena (Colombia). La lectora Sandra me comenta la existencia del Warren’s Occult Museum en Monroe (Connecticut, USA), donde pretenden asombrar al visitante con multitud de objetos “malditos”.

 

 

Museos del asco

En algunos museos la palabra “horror” está estrechamente relacionada con la palabra “asco”. Es el caso del ·Museo de la Menstruación, New Carrollton (USA), que cerró sus puertas en 1999, pero que aún puede visitarse vía web. O el ·Museo Internacional de retretes, Nueva Delhi (India), que hace un recorrido histórico de la evolución de los retretes y tiene algunas piezas pertenecientes a personajes famosos. Incluso la “caca” tuvo su momento de gloria en una exposición ubicada en el ·Museum of Literature, Himeji (Japón). Entre el arte y el asco podríamos ubicar la ·William Bonardo Collection, una exposición que ha pasado por la famosa Christie’s y que muestra modelos de cera de malformaciones humanas y monstruosidades varias. Más divertida, aunque no precisamente agradable, parece ser la genuina ·Faloteca, Húsavík (Islandia) con su amplia colección de penes de diferentes especies animales.

 

 

Museos de las pseudociencias

Todos los museos que hemos visto hasta ahora pueden provocar más o menos horror, pero permitidme que deje para el final una categoría que me da más miedo que todas las anteriores juntas: los museos anticiencia. Museos que prescinden de las evidencias científicas para defender sus teorías y promueven un aprendizaje basado en creencias y mitos. En Estados Unidos abundan los museos que contradicen la Teoría de la Evolución de Darwin apoyando el Creacionismo (creencia de que todo cuanto hay sobre la Tierra proviene de un acto divino). Algunos de ellos son: ·Creation Museum, Petersburg ·Creation Evidence Museum, Glen Rose ·Creation and Earth History Museum, Santee y en Canadá encontramos el ·Creation Sciencie Museum, Big Valley. También en Estados Unidos se localizan la mayoría de museos destinados a ofrecer evidencias de la vida extraterrestre olvidando la rigurosidad científica. Ejemplos: ·Unarius Academy of Sciencie, El Cajón ·UFO Museum and Research Center, Roswell y en Turquía: ·International UFO Museum, Estambul. La “secta” de la cienciología concentra todos sus ataques a la psiquiatría en el ·Psychiatry: “An Industry of Death” Museum, Los Ángeles. Y en España, donde cada vez es más popular la homeopatía (una pseudociencia, sí) encontramos el ·Museo de la homeopatía española, Madrid. Incluso la astrología tiene su propio museo en Dinamarca: ·Astrological Museum, Copenhague.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: www.losapuntesdelviajero.com

Que ver en Lisboa

Lisboa, la capital de Portugal, es en mi opinión una de las ciudades más sorprendentes del Viejo Continente. Aunque ya hace tiempo que es uno de los destinos favoritos del turismo europeo, creo que la mayoría de viajeros siguen sorprendiéndose con sus numerosos atractivos. Para los españoles, aunque sólo sea por cercanía, debería ser un viaje “obrigado”. Si aún no la conocéis, aquí os dejo mis sugerencias. Y si vais con tiempo, os recomiendo visitar también el Distrito de Leiria, 100km al norte de la capital portuguesa.

 

 

1. Tranvía 28. La red de tranvías eléctricos funciona en Lisboa desde 1901 y sus vehículos más antiguos (ocho en total, llamados “ligeiros”) apenas han sufrido cambios desde 1936-1947. La mayoría, unos 40, han sido rediseñados manteniendo el aspecto original. La flota la completan 10 tranvías completamente modernos. En total, unos 58 vehículos cubren las 5 líneas de tranvía, entre las que destaca la turística 28E por hacer el recorrido más largo y pasar por algunos de los lugares más emblemáticos de la ciudad. Mi sugerencia para una primera toma de contacto con Lisboa es ir desde Estrela (Basílica) hasta Graça y luego caminar hasta el Mirador de Graça. (Rutas, mapas y horarios). No aconsejo pagar billetes sueltos, ya que son muy caros. Consultad bonos de transporte y ventajas de la Lisboa Card.

 

 

2. Castillo de San Jorge. Lisboa es la ciudad de las Siete Colinas. Sobre la más alta de ellas se alzan las ruinas del Castelo de São Jorge, cuyos vestigios más antiguos se remontan al s.VII a.C. Conquistado y ocupado por diferentes pueblos y reyes a lo largo de su historia, quedó muy deteriorado tras el terremoto de 1755 y permaneció en el olvido hasta 1910, año en que fue nombrado Monumento Nacional. A partir de entonces sufrió varias remodelaciones y hoy es una de las principales atracciones de la ciudad. Se visitan las murallas, restos arqueológicos, una exposición, etc. Las vistas de Lisboa son geniales. Precios y horarios.

 

 

3. La Baixa. Tras aquel brutal terremoto de 1755, en el que murieron decenas de miles de personas, muchas partes de la ciudad tuvieron que ser levantadas desde cero. El Marqués de Pombal fue el artífice de la completa reconstrucción del barrio La Baixa. Sus calles están dispuestas en perpendicular respecto a un eje central, la Rua Augusta. Este armónico conjunto con forma de rectángulo es considerado el centro de la ciudad. Allí encontraréis comercios, restaurantes, etc. No hay que perderse las dos plazas que lo limitan: el Rossio (Praça de Dom Pedro IV) y, sobre todo, la magnífica Praça do Comércio, con su elegante Arco Triunfal y uno de sus lados abierto al estuario del Tajo.

 

 

4. Elevador Santa Justa. Los numerosos desniveles que provocan las colinas  de Lisboa fueron salvados en muchos puntos mediante la construcción de elevadores. El más famoso de ellos, construido en 1902, es el de Santa Justa. Con sus 45m de altura y su precioso estilo neogótico, este ascensor une los barrios de Baixa y Chiado, aunque hoy en día es una pura atracción turística. El billete ronda los 5€, así que no recomiendo montar si no es por un capricho especial. Sin embargo, sí recomiendo hacer la subida caminando para echar un vistazo a las ruinas del Convento do Carmo y, sobre todo, para subir las escaleras de caracol que llevan a lo más alto de la estructura del ascensor. Vistas increíbles y gratuitas. Y si hay ganas de disfrutar la noche, podemos seguir caminando hasta el pintoresco Barrio Alto, lleno de bares y restaurantes.

 

 

5. Chiado. El Chiado es otro de los barrios tradicionales de la ciudad. Antigua zona de encuentro de artistas, hoy es conocido entre otras cosas por su famosa estatua de Fernando Pessoa, sentado en la terraza del Café a Brasileira. En la Rua Garrett y la Rua do Carmo se concentra la actividad: comercios, cafés, restaurantes, etc.

 

 

6. Catedral de Lisboa (Sé). Construida en 1147, Santa Maria Maior de Lisboa (más conocida como ), es la catedral de la ciudad y el edificio religioso más antiguo. Dañada por múltiples terremotos, fue profundamente restaurada durante el s.XX. La foto del tranvía nº28 frente a su fachada es una de las más vistas en postales y guías. La entrada es libre, aunque son de pago el claustro y el tesoro.

 

 

7. Alfama. Decir Alfama es decir “fado”. En este barrio, el más antiguo y tradicional, se encuentran el Museo del Fado y un sinfín de restaurantes donde poder escucharlo en directo. Los precios de la cena + espectáculo suelen ser abultados. La habilidad del viajero consistirá en detectar los lugares más “familiares” y menos “turísticos”. Aunque no se consiga, merece la pena el paseo por sus callejuelas.

 

 

8. Torre de Belém. Quizá la perla más bella de la ciudad. Esta antigua torre de vigilancia, con una decoración exterior exquisita, es testigo de la historia de Lisboa desde 1520. En el interior se pueden visitar cinco enormes salas diáfanas. (Horarios | precios). Muy cerca recomiendo ver el Monumento a los Descubrimientos. Aparte de admirar sus enormes esculturas en un conjunto que supera los 50m, podemos visitar su pequeña exposición y, esencialmente, acceder a la azotea para disfrutar de las vistas del Tajo, el enorme Puente 25 abril y el Barrio de Belém. (Precios | Horarios).

 

 

9. Monasterio de los Jerónimos. La otra joya de Belém es el Mosteiro dos Jerónimos, que forma junto a la Torre de Belém un conjunto declarado Patrimonio de la Humanidad en 1983. El enorme monasterio comenzó a construirse en 1501 por orden de Manuel I para conmemorar el feliz regreso de Vasco de Gama desde la India. Se visitan la espectacular iglesia (entrada libre) y el tanto o más fascinante claustro (Horarios | Precios). Ambos espacios son de visita obligada por su belleza y su relevancia histórica. Para ampliar la visita al Barrio de Belém podemos visitar el Museu Nacional dos Coches y probar los míticos Pastéis de Belém en la histórica y preciosa cafetería del mismo nombre, abierta en 1837.

 

 

10. Parque de las Naciones. El Parque das Nações fue el lugar que albergó la Expo ’98. Destacan la Estación de Oriente (de Calatrava) y la Torre Vasco da Gama. Con 145m de altura, esta torre es el edificio más alto de Lisboa y hoy en día forma parte del lujoso y recién estrenado hotel Myriad. Desde la zona panorámica se puede ver toda la ciudad, incluido el cercano Puente Vasco da Gama, que con sus 17,2km es el más largo de Europa. Los niños disfrutarán en el Pabellón del Conocimiento (un museo de ciencia), el teleférico y el gigantesco Oceanário, el segundo más grande del mundo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: www.losapuntesdelviajero.com

10 países donde al ir de visita te quedarías para siempre

10 países donde al ir de visita te quedarías para siempre

Sí, en España se vive muy bien, pero ¿quién no ha pensado alguna vez estando de viaje por el mundo en romper el billete de vuelta y quedarse en algún lugar para siempre?

 

Según el índice de desarrollo humano de la ONU (que mide tres dimensiones: la vida larga y saludable, los conocimientos y un nivel de vida digno), si pisas estos países no querrás volver a casa nunca más.

1. Noruega 

Sí, en Noruega hace mucho frío y la mitad del año no ven la luz del sol, pero la otra mitad tienen más luz que nadie y el sol hasta brilla a medianoche. Es una tierra pacífica (por algo inventaron el premio Nobel de la paz), solidaria y saludable. En este país se puede esquiar 5 meses al año, disfrutar de las 4 estaciones con sus diferentes temperaturas y paisajes, ir en ferri hasta los fiordos, comer fresas, moras, salmón, caviar… Y los extranjeros que llegan al país tienen 350 horas de clase de noruego gratis. ¿Qué más se puede pedir?

2. Australia

Aparte de tener unas playas fabulosas (eso sí, con tiburones), Australia es un país multicultural en el que nadie se siente extranjero. El carácter amigable de los australianos es mundialmente conocido y en general es un país bastante seguro. Además, es uno de los países con menor densidad de población por kilómetro cuadrado, así que la tranquilidad está asegurada. Otro factor favorable es que casi no hay paro, así que quien busque trabajo seguramente lo va a encontrar. Hay que saber inglés, pero, oye, eso se arregla haciendo un poco de codos.

3. Estados Unidos

¿Hacen falta razones para querer vivir en Estados Unidos? Todos hemos soñado alguna vez con vivir allí, aunque sea por las películas de Hollywood o las series de televisión. Tienen una cultura y una forma de vida tan diferente a la nuestra que solo por eso ya vale la pena probar suerte en ese país. Al fin y al cabo cualquiera puede lograr el sueño americano. Pero no todo son cosas buenas: allí no hay sanidad pública, trabajan de sol a sol y es muy difícil que te den el permiso de residencia. Pero nada en esta vida es imposible.

4. Holanda

¿Quién querría dejar el sol para irse a un país donde llueve todo el año? Pues aunque parezca una locura, mucha gente. Holanda es un país con mucho encanto. Aparte de flores, quesos y permisividad con las sustancias ilegales (bueno, ahora ya no tanto), cada pueblo y ciudad tiene un patrimonio único y la gente es muy amable. Van al grano, pero siempre con cordialidad. Y aquí vas a estar muy en forma, puesto que la bicicleta es el transporte nacional.

5. Alemania

Empecemos con una razón práctica: Alemania está en el corazón de Europa y es el punto de partida ideal para conocer todo el continente, ya sea por tierra, mar o aire. Es también un país rico en tradiciones y con una historia fascinante. Culturalmente, son muy organizados y eso se refleja día a día en el transporte público, el sistema escolar y la administración. Además, tiene paisajes de gran belleza natural que con solo mirarlos te harán olvidar cualquier problema que puedas tener.

6. Nueva  Zelanda 

Nueva Zelanda es un país de gran belleza natural y con un estilo de vida más relajado y sano. Sí, está en la otra punta del mundo, pero este aislamiento conlleva menos globalización y más autenticidad. Las ciudades tienen pocos habitantes y la calidad de vida es muy alta. Como puntos a favor tienen la cultura maorí, el contacto con la vida marina, un bajo índice de criminalidad y un gran nivel de educación. Además, son los reyes del rugbi; nadie gana a los All Black. ¡Ah! Y también tienen muy buen vino.

7. Irlanda

Vivir en Irlanda es vivir rodeado de verde. La geografía de este país seduce a cualquiera que lo visite. Tienes la sensación de estar en un país puro y virgen. Pero tiene muchos otros atractivos: la amabilidad de sus habitantes, la cultura celta, la música irlandesa, la cerveza Guinness… Sí, llueve mucho y los días en invierno son muy cortos, pero no hay nada que un encuentro con amigos en un pub al salir del trabajo no pueda solucionar.

8. Suecia

Suecia es un país bonito así en general, pero más concretamente destaca por tener un sistema político muy eficiente (nada de las canalladas a las que aquí estamos acostumbrados), un gran respeto por la cultura vegetariana y por la naturaleza, y un sistema de transporte público envidiable. Se puede vivir tranquilamente sin coche y llegar a donde uno quiera a la hora y sin estrés alguno. Además, la gente es muy hogareña. Aunque también salen y se divierten, aunque son más de organizar saraos en casa.

9. Suiza

Así a bote pronto se me ocurren unas cuantas razones para quedarse a vivir en Suiza: el chocolate, el queso, los relojes (con cuco o no), los lagos, las montañas y el hecho de que es un país donde cualquier habitante conoce como mínimo tres lenguas (alemán, francés e italiano). Sin duda alguna esto demuestra que tienen una mente muy abierta a otras culturas. Pero además, los suizos son muy disciplinados y ecológicos y su gobierno tiene muy en cuenta la opinión del pueblo (quizá porque es un país pequeño).

10. Japón 

Hay muchos motivos por los que uno se quedaría a vivir en Japón, pero el que más destaca es la mentalidad colectiva. Allí la gente no piensa egoístamente en uno mismo, pues siempre tienen en cuenta a los demás. Son gente muy amable y educada (reverencias incluidas), la comida es fantástica y muy variada (no todo es sushi), son extravagantes a más no poder y tienen toda la tecnología al alcance de la mano. Además, hay máquinas expendedoras en todas partes y el transporte público… ¿es puntual? No, lo siguiente.

1 2 3 4 5 8