The Blog

10 países donde al ir de visita te quedarías para siempre

10 países donde al ir de visita te quedarías para siempre

Sí, en España se vive muy bien, pero ¿quién no ha pensado alguna vez estando de viaje por el mundo en romper el billete de vuelta y quedarse en algún lugar para siempre?

 

Según el índice de desarrollo humano de la ONU (que mide tres dimensiones: la vida larga y saludable, los conocimientos y un nivel de vida digno), si pisas estos países no querrás volver a casa nunca más.

1. Noruega 

Sí, en Noruega hace mucho frío y la mitad del año no ven la luz del sol, pero la otra mitad tienen más luz que nadie y el sol hasta brilla a medianoche. Es una tierra pacífica (por algo inventaron el premio Nobel de la paz), solidaria y saludable. En este país se puede esquiar 5 meses al año, disfrutar de las 4 estaciones con sus diferentes temperaturas y paisajes, ir en ferri hasta los fiordos, comer fresas, moras, salmón, caviar… Y los extranjeros que llegan al país tienen 350 horas de clase de noruego gratis. ¿Qué más se puede pedir?

2. Australia

Aparte de tener unas playas fabulosas (eso sí, con tiburones), Australia es un país multicultural en el que nadie se siente extranjero. El carácter amigable de los australianos es mundialmente conocido y en general es un país bastante seguro. Además, es uno de los países con menor densidad de población por kilómetro cuadrado, así que la tranquilidad está asegurada. Otro factor favorable es que casi no hay paro, así que quien busque trabajo seguramente lo va a encontrar. Hay que saber inglés, pero, oye, eso se arregla haciendo un poco de codos.

3. Estados Unidos

¿Hacen falta razones para querer vivir en Estados Unidos? Todos hemos soñado alguna vez con vivir allí, aunque sea por las películas de Hollywood o las series de televisión. Tienen una cultura y una forma de vida tan diferente a la nuestra que solo por eso ya vale la pena probar suerte en ese país. Al fin y al cabo cualquiera puede lograr el sueño americano. Pero no todo son cosas buenas: allí no hay sanidad pública, trabajan de sol a sol y es muy difícil que te den el permiso de residencia. Pero nada en esta vida es imposible.

4. Holanda

¿Quién querría dejar el sol para irse a un país donde llueve todo el año? Pues aunque parezca una locura, mucha gente. Holanda es un país con mucho encanto. Aparte de flores, quesos y permisividad con las sustancias ilegales (bueno, ahora ya no tanto), cada pueblo y ciudad tiene un patrimonio único y la gente es muy amable. Van al grano, pero siempre con cordialidad. Y aquí vas a estar muy en forma, puesto que la bicicleta es el transporte nacional.

5. Alemania

Empecemos con una razón práctica: Alemania está en el corazón de Europa y es el punto de partida ideal para conocer todo el continente, ya sea por tierra, mar o aire. Es también un país rico en tradiciones y con una historia fascinante. Culturalmente, son muy organizados y eso se refleja día a día en el transporte público, el sistema escolar y la administración. Además, tiene paisajes de gran belleza natural que con solo mirarlos te harán olvidar cualquier problema que puedas tener.

6. Nueva  Zelanda 

Nueva Zelanda es un país de gran belleza natural y con un estilo de vida más relajado y sano. Sí, está en la otra punta del mundo, pero este aislamiento conlleva menos globalización y más autenticidad. Las ciudades tienen pocos habitantes y la calidad de vida es muy alta. Como puntos a favor tienen la cultura maorí, el contacto con la vida marina, un bajo índice de criminalidad y un gran nivel de educación. Además, son los reyes del rugbi; nadie gana a los All Black. ¡Ah! Y también tienen muy buen vino.

7. Irlanda

Vivir en Irlanda es vivir rodeado de verde. La geografía de este país seduce a cualquiera que lo visite. Tienes la sensación de estar en un país puro y virgen. Pero tiene muchos otros atractivos: la amabilidad de sus habitantes, la cultura celta, la música irlandesa, la cerveza Guinness… Sí, llueve mucho y los días en invierno son muy cortos, pero no hay nada que un encuentro con amigos en un pub al salir del trabajo no pueda solucionar.

8. Suecia

Suecia es un país bonito así en general, pero más concretamente destaca por tener un sistema político muy eficiente (nada de las canalladas a las que aquí estamos acostumbrados), un gran respeto por la cultura vegetariana y por la naturaleza, y un sistema de transporte público envidiable. Se puede vivir tranquilamente sin coche y llegar a donde uno quiera a la hora y sin estrés alguno. Además, la gente es muy hogareña. Aunque también salen y se divierten, aunque son más de organizar saraos en casa.

9. Suiza

Así a bote pronto se me ocurren unas cuantas razones para quedarse a vivir en Suiza: el chocolate, el queso, los relojes (con cuco o no), los lagos, las montañas y el hecho de que es un país donde cualquier habitante conoce como mínimo tres lenguas (alemán, francés e italiano). Sin duda alguna esto demuestra que tienen una mente muy abierta a otras culturas. Pero además, los suizos son muy disciplinados y ecológicos y su gobierno tiene muy en cuenta la opinión del pueblo (quizá porque es un país pequeño).

10. Japón 

Hay muchos motivos por los que uno se quedaría a vivir en Japón, pero el que más destaca es la mentalidad colectiva. Allí la gente no piensa egoístamente en uno mismo, pues siempre tienen en cuenta a los demás. Son gente muy amable y educada (reverencias incluidas), la comida es fantástica y muy variada (no todo es sushi), son extravagantes a más no poder y tienen toda la tecnología al alcance de la mano. Además, hay máquinas expendedoras en todas partes y el transporte público… ¿es puntual? No, lo siguiente.

2 Comments:



Leave a Reply